KEINU OPTOMETRIA ZENTRUA

Tratamientos

Además de los tratamientos convencionales como son las lentes en gafa(refractivas y no refractivas) , lentes de contacto y prismas, existen otro tipo de terapias que combinándolas son muy eficaces para tratar los problemas mencionados anteriormente.

Las diferentes terapias que realizamos son:

Terapia visual

¿Qué es la terapia visual?

La terapia visual es un procedimiento clínico que se emplea para mejorar y solucionar los problemas visuales que no han podido ser solucionados con una compensación óptica.

¿A quién está dirigido?

Está indicada para todos aquellos pacientes (niños, jóvenes y adultos) cuyas habilidades visuales se encuentran reducidas o las demandas visuales que se les presentan son superiores a dichas habilidades y tiene una sintomatología y un bajo rendimiento tanto escolar como laboral que no puede ser solucionado con una compensación óptica.

¿Cómo funciona?

Como hemos comentado, la visión es un proceso neurológico que se aprende, por lo tanto se puede reeducar.

Éste es el objetivo de la terapia visual, enseñar a la persona a utilizar adecuadamente su visión, mejorar la eficacia visual y la capacidad de procesamiento de la información visual para así percibir, procesar y comprender mejor la información visual.

En función de los resultados obtenidos en el examen optométrico y de las necesidades visuales del paciente, preparamos un programa personalizado de ejercicios para mejorar y potenciar al máximo esas habilidades reducidas e integrarlas con el resto de los sentidos.

De esta manera conseguiremos mejorar la eficacia del sistema visual y mejorar el rendimiento escolar, laboral y deportivo reduciendo o eliminando los síntomas iniciales.

¿Cómo se hace?

La terapia consta de una serie de ejercicios que se realizarán una vez a la semana 45-60 minutos en consulta y diariamente unos 25 minutos en casa.

La duración del programa dependerá del problema visual y de los objetivos que se planteen.

¿Qué podemos tratar?

Los problemas que podemos tratar son:

  • Problemas refractivos
  • Problemas oculomotores
  • Problemas acomodativos
  • Problemas binoculares no estrábicos
  • Ambliopía u ojo vago
  • Estrabismo
  • Problemas de aprendizaje

Fototerapia optométrica syntonic

¿Qué es la fototerapia syntonic?

La fototerapia syntonic es la rama de la ciencia ocular que emplea la aplicación de luz o color a través de los ojos. Estimula la bioquímica del cerebro a través del sistema visual, por la conexión directa de la retina con centros cerebrales como el hipotálamo, la glándula pineal y el sistema nervioso autónomo. El objetivo de la fototerapia syntonic es equilibrar el sistema nervioso autónomo a través de la ruta visual.

La fototerapia syntonic se lleva practicando con éxito desde 1920 por optometristas americanos como el Dr Harry Riley Spitler para el tratamiento de disfunciones visuales como el estrabismo, ambliopía, problemas oculomotores, acomodativos y de visión binocular y los efectos secundarios al estress y los traumatismos. Posteriormente los Drs Robert M Kaplan (1983) y Jacob Liberman(1986) descubrieron que los niños con problemas de aprendizaje y adultos sometidos a stress visual tenían reducida la sensibilidad de su visión periférica, afectando a la cantidad de información que podía procesar a través de los ojos. Demostraron que tras ser sometidos a fototerapia syntonic se mejoraba la visión periférica, las capacidades visuales, la memoria, el comportamiento, el estado anímico, los logros académicos y el rendimiento en general.

¿Qué tipo de problemas se pueden tratar y mejorar con syntonic?

La fototerapia syntonic es muy efectiva para tratar problemas como:

  • Dolor de cabeza y molestias oculares
  • Problemas de rapidez y comprensión lectora
  • Déficit de atención visual
  • Problemas de aprendizaje
  • Problemas oculomototes, acomodativos y de visión binocular
  • Estrabismos
  • Ambliopías
  • Problemas de comportamiento relacionados con la visión y el estress visual
  • Lesión cerebral

¿Cómo se hace?

La fototerapia se puede realizar sola o combinada con otro tipo de terapias como la terapia visual para mejorar y automatizar las habilidades visuales adquiridas. Antes de iniciar el tratamiento se realiza un examen optométrico, evaluación de las pupilas y una evaluación de los campos funcionales al color y al movimiento. Después se selecciona el primer filtro y tras la terapia se vuelve a evaluar para comprobar su eficacia. Tras dar con el filtro adecuado el tratamiento consta de 20 sesiones de entre 10 y 20 minutos de duración realizando revisiones tras la 8ª y 20º sesión. Tras 2 meses de realizar el tratamiento se vuelven a evaluar tanto los campos visuales como el examen optométrico para comprobar que los resultados se mantienen en el tiempo. En la mayoría de los casos 20 sesiones son suficientes, pero hay casos en los que se requerirán más sesiones.

Reflejos primitivos

¿Qué son los reflejos primitivos?

Son una serie de respuestas estereotipadas y automáticas que se van desarrollando desde la etapa fetal y están presentes desde el nacimiento con el fin de ayudar al niño a adaptarse al nuevo entorno que le rodea y facilitar la adquisición de posteriores destrezas motoras.

Los reflejos primitivos deben aparecer, cumplir su función e integrarse en patrones de movimiento más específicos llamados reflejos posturales. Si estos reflejos se mantienes después de los 6-12 meses de vida, resultan aberrantes e indican una inmadurez del sistema nervioso central pudiendo causar: trastornos posturales, de coordinación motora(gruesa y fina), problemas de atención y aprendizaje(cabe destacar dificultades en la lectura y escritura)y problemas de comportamiento por su dificultad para estar quietos.

Durante los primeros meses de vida el niño va realizando su desarrollo motor a la vez que va desarrollando sus habilidades visuales y va integrando estos reflejos primitivos de forma paralela. Si el niño no realiza un buen desarrollo motor, se verá afectado el desarrollo de las habilidades visuales. Por eso es conveniente evaluar adecuadamente este desarrollo motor(tanto habilidades motoras como reflejos primitivos) ya que es una base muy importante para el tratamiento de los problemas visuales.

Terapia de Movimiento Rítmico y terapia de integración de reflejos primitivos

Ambas terapias se utilizan dentro del plan de tratamiento de desarrollo motor para lograr el control automático de las habilidades motoras y del equilibrio y la inhibición de respuestas automáticas. De esta manera se consigue reducir toda esta sintomatología, mejorando el rendimiento y la capacidad de atención en la escuela y en casa.

Estimulación neuroauditiva

¿Qué es la estimulación neuroauditiva?

El programa de estimulación neuroauditiva tiene como objetivo la maduración de la ruta auditiva para que podamos procesar adecuadamente los estímulos auditivos que recibimos.

El programa de estimulación neuroauditiva se basa en la escucha de música a la que se le han modificado las frecuencias y el volumen por medios informáticos. Todo ello con el fin de lograr reducir hipersensibilidades para que los ruidos no molesten, normalizar la audición en hiposensibilidades aumentándola y lograr mejorar el filtrado sensorial para centrar la atención.

¿Cuándo se recomienda?

Antes de iniciar una terapia de estimulación auditiva, se debe realizar una audiometría y además debemos de tener en cuenta los síntomas que presenta la persona y su comportamiento en la vida cotidiana que serán indicativos de que padezca un problema de procesamiento auditivo central.

La audiometría nos permitirá valorar los rangos de audición del paciente. Nos indicará si existe hiper e hiposensibilidad a ciertas frecuencias, la calidad de discriminación auditiva, la velocidad de procesamiento auditivo, la habilidad de localización de la fuente de sonido y la lateralidad auditiva entre otras cosas.

Los síntomas que nos pueden hacer sospechar de un problema auditivo son:

  • Historia de otitis recurrentes en la infancia
  • Problemas de lenguaje y dicción
  • Dificultad para escuchar y recordar información verbal
  • Problemas de concentración
  • Problemas de memoria
  • Dificultades para leer y escribir y/o dificultades de comprensión lectora
  • Confusión en algunos sonidos y palabras y/o dificultad para pronunciarlos correctamente
  • Dificultad para obedecer órdenes secuenciales
  • Rendimiento escolar inferior a las capacidades intelectuales
  • Lentitud en las respuestas
  • Alteraciones de la conducta(hiperactividad, agresividad, déficit de atención...)
  • Audición molesta o dolorosa
  • Trastornos del estado de ánimo(ansiedad, depresión..)
  • Acúfenos(pitidos)

¿En qué consiste la terapia?

La estimulación neuroauditiva se basa en los tres pilares de la estimulación sensorial que son la frecuencia, intensidad y duración. Por ello se realizan 10 sesiones(frecuencia) utilizando el volumen adecuado (intensidad) durante 45 minutos (duración). En cada sesión se selecciona la música cuidadosamente para asegurarnos un barrido de frecuencias lo más amplia posible. Para cuando llega al oído del niño, la música está modificada porque ha pasado a través de filtros, filtrando algunos sonidos para lograr el efecto deseado.

¿Qué mejoras podemos lograr?

  • Los ruidos son menos molestos
  • Aumentar la velocidad de respuesta
  • Mejorar la atención
  • reducir la hiperactividad
  • Mejorar la concentración a la hora de realizar las tareas
  • Aumentar la velocidad lectora
  • Mejorar tanto la calidad como la cantidad del lenguaje
  • Reducir los gritos y bajar el volumen de voz
  • Mejora la conducta y las relaciones sociales

Los resultados en algunos casos empiezan a verse inmediatamente después de la estimulación. Sin embargo los resultados más importantes comienzan a verse entre el 2º y 5º mes después de la estimulación. La razón de ello es que hemos alterado la audición, normalizándola a lo que el niño deberá adaptarse ya aprender a escuchar con esta nueva audición.

Telefono
94 622 50 99
Fax:
94 622 50 99
email
keinu.o.z@hotmail.com
/ aviso legal /
Kalea
Arkaraz, 3
Kode Postala
48240
Herria
BERRIZ
Herrialdea
(BIZKAIA)